El hombre vio un pálido y delgado rostro en la ventana de su vecino. La policía encontró algo Muy trágico en su estraño

La terrible historia que comenzó el 13 de Julio de 2013 en Florida EEUU será inolvidable para muchas personas, todo comenzó en la madrugada de aquel día cuando el agente de policía Mark Holse recibió una llamada de un hombre quien aseguraba haber visto a una niña asomada en una de las ventanas de la casa vecina.

El agente se dirigió inmediatamente al ruinoso domicilio que llevaba al menos unos 3 años ocupado pero sin rastro de haber ningún niño asomado o jugando en el patio durante todo ese tiempo. Entonces surgió la sospecha de maltrato infantil y fue cuando la investigación se puso en marcha, el agente llamo a la puerta y al no recibir respuesta la abrió por la fuerza, pero nada en el mundo pudo haberlo advertido sobre lo que sucedió a continuación.

La casa se encontraba en un estado crítico, desechos de animales y humanos tirados por todo el suelo, basura y demás porquerías por todo el lugar. Pero según relata el agente lo peor de todo no fue el estado del hogar sino la pequeña niña que se hallaba dentro de la casa sobre una pila de basura y excrementos sentada usando solamente unos pañales y en estado lamentable de desnutrición.

La pequeña abrió sus ojos como platos y gateo de una forma muy extraña hacia un lado de donde se encontraba el agente, luego se detuvo y comenzó a emitir unos gruñidos raros mientras se balanceaba de adelante hacia atrás abrazando sus rodillas. La pequeña llamada Danielle fue trasladada de emergencias al hospital donde fue tratado su problema de desnutrición y demás padecimientos derivados de aquella vida de descuido que le habían dado.

Su madre fue encarcelada durante 26 horas para luego imponerle una sentencia de 2 años de arresto domiciliario y 3 años más con libertad condicional, quitándole la custodia por siempre de aquella pequeña la cual fue enviada a un orfanato para asignarle una nueva familia.

Por suerte un matrimonio que ya tenía 4 hijos pensó que era hora de tener una niña más y Danielle era perfecta para Diane y Bernie. Esta familia ha cuidado de ella por los últimos 11 años, y a pesar de tener problemas de crisis constantes y sobre todo con la alimentación, la pequeña hoy tiene quince años y una perfecta salud y amor de sus nuevos padres adoptivos. Lo más difícil de todo será que se independice y que pueda olvidar aquellos años traumáticos de su infancia pero estamos seguros de que lo lograra.

loading...
Close